Presentación

Dino 206 GT - 1967

1967

Dino 206 GT

Para Ferrari se había hecho obligado un aumento de las ventas y una reducción en los costes de producción. Con la presencia “en casa” del prototipo Dino 196 S, había una oportunidad excelente para diseñar una versión de carretera de cilindrada en torno a los 2 litros que, por primera vez en la historia de Ferrari, se podría producir en una línea de montaje. Pininfarina diseñó un vehículo de líneas suaves y clásicas, al que se acopló un motor V6 de origen Fiat, desarrollado y adaptado por los ingenieros de Ferrari para su acoplamiento en disposición central transversal.

En detalle

El modelo encontró alguna resistencia entre los más puristas, quienes no lo consideraban un auténtico Ferrari, pero pronto cambiaron de opinión cuando tuvieron la oportunidad de verlo de cerca y probarlo.Este Ferrari propulsado por un motor relativamente pequeño, en comparación con los otros modelos que se ofrecían en aquellos tiempos en la gama, fue realizado como consecuencia del nuevo reglamento para las competiciones de monoplazas de Fórmula 2 que surgió en 1967. Este Ferrari propulsado por un motor relativamente pequeño, en comparación con los otros modelos que se ofrecían en aquellos tiempos en la gama, fue realizado como consecuencia del nuevo reglamento para las competiciones de monoplazas de Fórmula 2 que surgió en 1967. Esta normativa exigía que los motores empleados en los coches de carreras estuvieran derivados de los de producción en serie y que se hubieran fabricado al menos 500 unidades.

Descubre más
Ferrari Dino 206 GT - 1967
Ferrari Dino 206 GT - 1967

La Historia

En ese momento Ferrari no tenía capacidad suficiente para realizar dicha cantidad de motores, por lo que fue necesaria una alianza con Fiat que hiciera posible la participación de la marca de Maranello en Fórmula 2. Fiat construiría los propulsores y los emplearía en sus propios coches de alta gama con motor delantero, a los que denominaría Dino, y también se los suministraría a Ferrari. Todos los modelos, independientemente de que fueran Fiat o Ferrari, usarían el logotipo ‘Dino’.

El nombre Dino fue utilizado por primera vez en los coches Ferrari a finales de los años cincuenta, para designar a los monoplazas de Fórmula 1 y a los vehículos de la categoría Sport. Era el nombre de pila del hijo de Enzo Ferrari, fallecido en 1956, y se utilizó en su memoria, pues antes de su muerte estaba trabajando precisamente en un proyecto de motor en “V”. El nombre continuó utilizándose durante los primeros sesenta para designar a cualquier modelo con un motor en “V” y, posteriormente, se volvió a usar en 1965 en el 166P, un coche de competición con motor central que acabó derivando en los 206 SP y 206 S de carreras. Fue el primer modelo en llevar el logotipo Dino, en lugar del de Ferrari, en el capó. Dicho emblema era un rectángulo horizontal con unas letras estilizadas en color azul sobre fondo amarillo.

Más tarde, en 1965, con motivo del Salón del Automóvil de París, se mostró en el stand de Pininfarina un prototipo con motor central llamado ‘Dino 206 GT Speciale’, un estudio de diseño para un coche de carretera basado en el chasis de un vehículo de competición. Tenía el motor en disposición central longitudinal. Esta unidad llevaba los faros protegidos por una cubierta de plexiglás que se extendía por todo el ancho del morro. Aparte de este detalle, la forma fue la que finalmente se adoptó para el coche de carretera. El habitáculo se caracterizaba por una luneta trasera baja y vertical, con una forma cóncava y situada entre dos paneles tipo vela que terminaban en una cola vertical.

El Prototipo

A este prototipo le siguió otro en el Salón del Automóvil de Turín de 1966, que continuaba con la configuración del motor central longitudinal. Llevaba una parrilla del radiador elíptica y los faros iban montados sobre las aletas bajo una cubierta de plexiglás. El habitáculo contaba con un techo más alto, pero mantenía la luneta trasera y los paneles laterales con forma de vela similares a lo vistos en el prototipo anterior. Las cuatro secciones del paragolpes, independientes para cada esquina, mostraban la evolución del concept car hacia un modelo de producción en serie. Cuando en el transcurso de 1967 aparece el siguiente prototipo, la carrocería ya tenía su forma casi definitiva. El capó para motor y maletero era una sola pieza, mientras que la moldura metálica en la hendidura de la puerta desapareció, para poner en su lugar unas manillas iguales a las del recientemente anunciado 365 GT 2+2. Las llantas de aleación eran el reflejo de las empleadas en el Fiat Dino. Sin embargo, el cambio más notable estaba debajo del capó: el motor V6 se giró 90 grados para adoptar una posición transversal. La caja de cambios de cinco velocidades iba unida a la parte trasera del motor por debajo del mismo. El diseño, desarrollo y fabricación de la transmisión se hizo todo internamente en Ferrari.

En el momento del Salón del Automóvil de Turín, en noviembre de 1967, el acabado de los detalles de la carrocería estaba prácticamente completado y la unidad que se exhibió era casi idéntica a los coches de producción que se construirían a continuación. Las diferencias más destacadas con los primeros prototipos fueron los dos grupos de triple rejilla de ventilación para el radiador situados en el capó, que se emparejaban con unas salidas para el aire caliente procedente del vano motor. También el ángulo que formaba el parabrisas se hizo más amplio y los capós para motor y maletero estaban diferenciados. El mismo coche se expuso en enero de 1968 en el Salón del Automóvil de Bruselas, antes de ser utilizado para pruebas. La versión de producción definitiva perdió las cubiertas de plexiglás transparente para los faros y adoptó unos deflectores junto a las ventanillas de las puertas. La forma más simple de identificar a un 206 GT de su hermano el 246 GT, que llegó posteriormente, es gracias a la tapa cromada para el llenado de combustible, situada en el panel tipo vela del lateral izquierdo.

Ferrari Dino 206 GT - 1967
Ferrari Dino 206 GT - 1967

La Producción

La producción comenzó durante 1968 y se mantuvo hasta 1969, cuando el motor de 2 litros fue reemplazado por uno de 2.4 litros. Junto con otros detalles que se variaron, nació el Dino 246 GT. En los nueve meses que duró el periodo de producción se construyeron cerca de 150 Dino 206 GT, todos con volante a la izquierda. Los coches de serie se montaron sobre un chasis con una distancia entre ejes de 2.280 mm, fabricado siguiendo los principios tradicionales de Ferrari: tubular principal de tipo longitudinal, con brazos transversales y subchasis para soportar la carrocería y varios componentes mecánicos. El código de referencia interno para el chasis fue el 607. Para estos coches que mostraban la marca Dino bajo el capó se adoptó una nueva secuencia de cifras pares en el número de chasis, de manera que pudieran distinguirse de los Ferrari de carretera de aquella época, que tenían cifras impares. Los primeros prototipos tuvieron tanto números de chasis pares, igual que los Ferrari de competición, como impares, igual que los coches del Cavallino para carretera.

Cada rueda contaba con discos de freno ventilados y provistos de servo, suspensión independiente de brazos oscilantes, muelles helicoidales y amortiguadores hidráulicos. Además, se montaban barras estabilizadoras delante y detrás. La elegante línea de la carrocería, con las curvas de las aletas fluyendo hacia el habitáculo, donde destacaban unos paneles de puerta con hendiduras que continuaban hacia las redondeadas aletas traseras y los contrafuertes con forma de vela, para terminar abruptamente en una cola vertical, se ganaron el aprecio unánime. Incluso a día de hoy, estas formas se consideran un diseño clásico. Inusual para aquel tiempo, cuando la mayoría de los Ferrari se construían con carrocería de acero y paneles de apertura en aluminio, el Dino 206 GT tenía una carrocería hecha completamente de aluminio. El panel trasero llevaba un par de pilotos circulares en cada lado, una característica que también se podía encontrar en el 365 GTB4 ‘Daytona’, que fue presentado casi en el mismo periodo. Igualmente, ambos coches compartían el panel de instrumentos, con forma ovalada y terminado en aluminio, que llevaba los relojes circulares con el fondo negro.

El Motor

El motor adoptaba una configuración de 65 grados, con doble árbol de levas en cabeza por bancada de cilindros y movido por cadena. Su cilindrada era de 1.987 cc, con un diámetro por carrera de 86 x 57 mm, y su código de referencia interno 135B. El bloque estaba fundido en una aleación conocida como silumin, con camisas de hierro fundido, mientras que las culatas y otras muchas piezas estaban fundidas en una aleación similar. El propulsor se montaba transversalmente y unido a una caja de cambios de cinco velocidades sincronizadas, y ésta se ensamblaba por la parte trasera debajo del cárter húmedo del motor. La alimentación se realizaba por medio de una batería de tres carburadores de doble cuerpo Weber 40 DCN F/1, montados en el centro de la “V”. Llevaba un distribuidor y un sistema de encendido electrónico. La potencia era de 180 CV.

Aunque Dino se publicitó como una marca separada, no se perdió la herencia de Ferrari y en los catálogos de venta se podía leer: “Pequeño, brillante, seguro… casi un Ferrari “.

Ferrari Dino 206 GT - 1967

Las mejores tomas del Dino 206 GT en alta definición. La galería de fotos muestra las características distintivas de este modelo de Ferrari en 1967, centrándose en los detalles y las partes más importantes.

Especificaciones Técnicas

Motor V6  

Motor Trasero, transversal 65° V6
Diámetro interior y carrera 86 x 57 mm
Cilindrada unitaria 331.10 cm3
Cilindrada total 1986.60 cm3
Relación de compresión 9 : 1
Potencia máxima 132 kW (180 hp) a 8000 rev./min
Potencia específica 91 CV/l
Par máximo -
Control de válvulas Doble árbol de levas en cabeza por bancada, dos válvulas por cilindro
Alimentación Tres carburadores Weber 40 DCN F/1
Encendido Eléctrico una bujía por cilindro, una bobina
Lubricación Cárter húmedo
Embrague Disco único
Bastidor Acero tubular
Suspensión delantera Independiente, brazos de diferente longitud, muelles helicoidales con amortiguadores telescópicos, barra estabilizadora
Suspensión trasera Independiente, brazos de diferente longitud, muelles helicoidales con amortiguadores telescópicos, estabilizador
Frenos A discos
Transmisión 5 marchas + MA
Dirección Cremallera y piñón
Capacidad depósito combustible 65 Litros
Rueda delatera 185 VR 14
Rueda trasera 185 VR 14
Tipo Berlinetta, dos puestos
Largo 4150 mm
Ancho 1700 mm
Alto 1115 mm
Distancia entre ejes 2280 mm
Vía delantera 1425 mm
Vía trasera 1400 mm
Peso 900 kg
Velocidad máxima 235 km/h
Aceleración 0-100 km/h -
0-400 m -
0-1000 m 27 seg.