Presentación

Ferrari F430

Ferrari  F430

El F430 supone la llegada de una nueva generación de berlinettas Ferrari con motor V8. Cada centímetro del coche estaba inspirado en las investigaciones de desarrollo llevadas a cabo por la división de competición de Ferrari Gestione Sportiva F1. El resultado es un diseño muy innovador, caracterizado por tecnologías vanguardistas perfeccionadas para el uso en un vehículo de calle.

Dos de estas innovaciones eran primicias mundiales en un coche de producción: el diferencial electrónico (E-Diff), inicialmente desarrollado por Ferrari para sus monoplazas de F1 y diseñado para optimizar la tracción sacando el máximo partido al par del motor, y el conmutador colocado en el volante (más conocido por los pilotos de la Scuderia como “manettino”), que controla directamente los sistemas que gestionan la dinámica del vehículo.

Descubre más

El ligero y compacto motor de 4.308 cc que da nombre al F430 es completamente nuevo. Tiene 490 CV, una potencia específica de 114 CV/l y 465 Nm de par. No hace falta decir que sus prestaciones son excepcionales: acelera de 0 a 100 km/h en cuatro segundos justos y alcanza una velocidad máxima superior a los 315 km/h.

Todas las áreas de este último modelo del Cavallino Rampante tienen influencia de la Fórmula 1. Por ejemplo, como equipamiento de serie se ha montado un sistema de frenos con discos carbonocerámicos. Estos discos ofrecen una capacidad de frenada superior y proporcionan al conductor un tacto excelente, que le permite controlar el vehículo incluso en las situaciones más exigentes. La aerodinámica del F430 también es muy innovadora para un coche de calle: sus formas han sido perfeccionadas para generar flujos de aire que incrementen la carga aerodinámica y mejoren la refrigeración. Cada pequeño componente de este Ferrari se ha perfeccionado para obtener unas prestaciones excepcionales y un gran placer de conducción.

Ferrari_F430_back-view
Ferrari F430

Diseño

Diseño y estilo

Creado por Pininfarina en colaboración con los responsables de Diseño de Ferrari, el F430 está inspirado por una excepcional ingeniería que, en buena parte, proviene de la Fórmula 1. El frontal del F430, caracterizado por dos grandes tomas de aire, se asemeja al del Ferrari 156 F1 que Phill Hill condujo hacia su título de campeón del mundo de F1, en 1961.

El Ferrari Enzo fue la inspiración para buena parte del estilo que tiene la trasera del nuevo F430, y los meticulosos detalles aerodinámicos se reflejan en el diseño del pequeño deflector incorporado en el capó del motor y del nuevo difusor posterior integrado en el paragolpes, que tiene unas dimensiones similares al de los coches de carreras. También se ha puesto especial cuidado en el diseño de los detalles exteriores. Los espejos retrovisores llevan ahora un doble brazo con un perfil especial que canaliza el aire hacia la admisión del motor, y el nombre F430 se ha grabado en relieve sobre el reverso del retrovisor del conductor. Incluso el compartimento del motor es una obra de arte en términos de formas distinguidas y materiales.

Inicie la exploracion de 360°


El interior del F430 ha sido rediseñado para mejorar la ergonomía del puesto de conducción.

Los instrumentos van alojados dentro de un nuevo cuadro y este diseño, junto con la forma del salpicadero, subrayan el cuidado que se ha puesto en agrupar todos los controles principales frente al conductor para que queden a su alcance.

Descubre más
Ferrari F430 - Interior
Ferrari F430 - Interior

Justo en línea con la visión directa del conductor está el cuentarrevoluciones, que incorpora nuevos gráficos y tiene dos colores de fondo a elegir, rojo o amarillo, además de un nuevo aro metálico alrededor, el dígito con la marcha seleccionada (en la versión F1) y una pantalla multifunción. Esa misma idea de enfocar todos los controles hacia el conductor fue la inspiración para colocar el botón de arranque y el manettino en el volante.

El propio volante es nuevo, con la parte superior plana para mejorar la visibilidad mientras va recto, y los pulsadores del claxon están integrados en el interior del aro, de forma que puedan ser accionados fácilmente.

El interior refleja la avanzada tecnología y materiales empleados en la construcción del coche, y se puede personalizar con inserciones de aluminio o de fibra de carbono.

El habitáculo es notablemente mayor y se ha incrementado el ya excelente confort del pasajero gracias a una consola central más fina, en la que se colocan la palanca de cambios en la versión manual y los mandos F1 en la versión con levas.

Ferrari F430 - Interior
Ferrari F430 - Interior

Hay un gran cantidad de espacio detrás de los asientos, con un nuevo compartimento para guardar objetos, que se acciona eléctricamente, y una red con el mismo fin. Los asientos han sido rediseñados para proporcionar una mayor sujeción lateral y los de serie, con ajustes eléctricos, se pueden sustituir bajo pedido por unos más deportivos, con arneses de cuatro puntos (dependiendo de los mercados).

La línea del F430, creado por Pininfarina en colaboración con los responsables de Diseño de Ferrari, está inspirada por una excepcional ingeniería. Todos y cada uno de los detalles estilísticos destacan la agresividad y prestaciones de un purasangre Ferrari que, a pesar de ello, respeta las demandas funcionales de este tipo de coche.

En términos de diseño, se ha aprovechado poco de su predecesor, el 360 Modena, y el resultado es una nueva berlinetta con una personalidad aún más fuerte y una presencia más musculosa.

Descubre más
Ferrari-F430
Ferrari-F430

El frontal del F430 se caracteriza por dos grandes tomas que canalizan el aire hacia unos radiadores de generosas dimensiones que refrigeran el potente motor. Sus formas están inspiradas en el Ferrari 156 F1 que Phill Hill condujo hacia su título de campeón del mundo de F1, en 1961. Las dos tomas están unidas en la parte inferior a un spoiler que dirige el aire hacia el fondo plano del vehículo. Los faros del F430 están colocados en forma vertical y son muy compactos, gracias al uso de la tecnología bixenón.

Cuando las luces están encendidas, la singular forma de la luz lateral que se incorpora en el borde exterior del faro enfatiza el perfil del coche, haciéndolo inmediatamente reconocible, incluso de noche. Las grandes tomas de aire, colocadas justo frente a las ruedas delanteras, canalizan el aire hacia los radiadores y a lo largo de los laterales del coche. Otras generosas entradas situadas en la parte superior de los pasos de rueda traseros canalizan el aire hacia el motor.

La vista lateral se completa con las nuevas llantas de 19 pulgadas y cinco radios dobles, que combinan el diseño clásico Ferrari con unos excepcionales niveles de rigidez estructural y un bajo peso.

Ferrari-F430
Ferrari-F430

El Ferrari Enzo fue la inspiración para buena parte del estilo que tiene la trasera del nuevo F430. El tipo y la disposición de los pilotos es la misma y sobresalen prominentemente de la carrocería. Otra similitud es la forma de la rejilla de respiración del motor, con el Cavallino Rampante cromado en el centro.

Los meticulosos detalles aerodinámicos de Ferrari también se reflejan en el diseño del pequeño deflector incorporado al capó del motor, así como en el nuevo difusor trasero integrado en el paragolpes, que tiene unas dimensiones similares al de los coches de carreras. Las pretensiones de prestaciones extremas del F430 quedan remarcadas por detalles estilísticos como los nuevos tubos de escape, de acero inoxidable pulido.

EXPLORA

INNOVACIONES

Manettino y puesta a punto del vehículo

El conductor del F430 puede cambiar la configuración de su coche utilizando el innovador selector montado en el volante.

Igual que en Fórmula 1, el conductor del F430 puede cambiar varios ajustes de la configuración de su coche utilizando un selector situado en el volante. El manettino, como lo llaman los pilotos de la Scuderia Ferrari, es un conmutador que ha sido adoptado directamente de la competición y que permite al conductor la máxima eficacia y velocidad a través del control de varias funciones del vehículo.

Descubre más
Ferrari_F430_Manettino
Ferrari_F430_Manettino

Este regulador controla de forma rápida y sencilla la electrónica que actúa sobre la configuración de la suspensión y de los controles de tracción y estabilidad (CTS), del E-Diff y de la velocidad del cambio de marcha de la transmisión F1, así como sobre la interacción entre cada una de estas funciones individuales. Las configuraciones disponibles para el conductor han sido concentradas en cinco estrategias diferentes. Éstas, en orden ascendente de acuerdo con el nivel de rendimiento, son: ICE, el rendimiento se restringe significativamente (máxima intervención de los controles de tracción y estabilidad), para lograr la mayor estabilidad posible en condiciones de suelo muy deslizante (nieve o hielo). BAJO AGARRE, esta posición asegura la estabilidad tanto en superficies secas como mojadas. Está recomendada, además, para superficies con poco agarre (lluvia), caminos arenosos o particularmente rotos o asfaltos ondulados. En esta configuración, a diferencia de en ICE, el conductor puede todavía usar las levas F1.

SPORT: es la configuración estándar que consigue el mejor equilibrio entre estabilidad y prestaciones. Ideal para carretera abierta, esta posición proporciona un compromiso óptimo para las máximas prestaciones con seguridad. Comparada con las configuraciones anteriores, la SPORT adopta una puesta a punto más deportiva para la suspensión adaptativa, para maximizar las prestaciones, la manejabilidad y la estabilidad a altas velocidades.

RACE: esta configuración se debe utilizar sólo en circuitos. Los cambios de marcha son aún más rápidos, por lo que se minimizan los tiempos de paso de una a otra velocidad.

La intervención del CTS se reduce al mínimo (la gestión del motor sólo corta su funcionamiento cuando es absolutamente necesario).

CST: activa o desactiva el control de tracción y estabilidad. Con el manettino desconectado, el conductor tiene el control total sobre las reacciones del coche. Las únicas ayudas al conductor que permanecen activas son aquellas que no se pueden anular, como el ABS y el EBD (distribución electrónica de frenada).

Ferrari_F430_Manettino

Modulación del flujo de aire

Tradicionalmente Ferrari ha revestido sus órganos mecánicos con las formas necesarias para conseguir la máxima eficiencia aerodinámica. En el caso del F430 este principio ha sido llevado al extremo, empleando exactamente las mismas técnicas de ingeniería para el desarrollo de los modelos a través de ordenador y las pruebas en el túnel de viento que usa el equipo de Fórmula 1. En este sentido, los ingenieros de Ferrari han sido capaces de modular el flujo de aire, tanto alrededor del coche como por debajo de él, para alcanzar resultados perfectos.

Descubre más
Ferrari_F430_Aerodynamics
Ferrari_F430_Aerodynamics

El resultado es una configuración altamente eficiente que canaliza el flujo de aire para lograr la máxima carga aerodinámica y, en consecuencia, el máximo agarre. De forma similar el aire es canalizado hacia el motor para incrementar la potencia y optimizar la refrigeración de la transmisión y los frenos, incluso en las condiciones de utilización más duras. Esa perfeccionada aerodinámica del F430 consigue aproximadamente un 50% de aumento en la carga aerodinámica en comparación con el 360 Modena, incrementando así la estabilidad a velocidades altas y la seguridad activa del coche. A 200 km/h ese valor equivale a 45 kilos más de carga aerodinámica que en el 360 Modena y llega a los 85 kg más a 300 km/h, lo que supone una presión total de 280 kilos.

El progreso significativo hecho en la aerodinámica del vehículo se ve reflejado también en la mejora de la relación entre el coeficiente de carga aerodinámica (CI) y el coeficiente de resistencia al aire (CD), con un valor un 40% superior al del 360 Modena. Este excelente dato se logra en parte por la incorporación de un nuevo spoiler en la parte más baja del paragolpes delantero, donde llega aire “limpio”, es decir, que todavía no se ha visto afectado por las turbulencias generadas alrededor  de la carrocería del coche. El desarrollo alargado de sus formas y el ángulo de ataque del spoiler dan como resultado un impresionante incremento en la carga aerodinámica sobre el eje delantero (hasta 130 kilos), lo que contribuye a la estabilidad longitudinal del vehículo y a la precisión de la dirección.

Ferrari_F430_Aerodynamics

Herencia de la competición

Gracias a ese desarrollo continuo, la caja de cambios F1 de Ferrari para el F430 es una maravilla tecnológica que incorpora un buen número de importantes modificaciones: con los consejos para la parte deportiva proporcionados por los ingenieros de Gestione Sportiva, la gestión de la caja de cambios cuenta con una nueva estrategia de control que perfecciona la velocidad y suavidad de los cambios bajo un uso intenso. Los cambios de marcha se hacen en sólo 150 milisegundos, tomando como medida el “vacío” en aceleración que se produce durante el cambio (entendido como el tiempo total de desembragado, cambio de marcha y, de nuevo, embragado). Al tiempo que se incrementa la velocidad de los cambios durante una conducción agresiva, el nuevo software mejora la suavidad en el modo completamente automático (conectado al apretar un botón en la consola central), lo que hace del F430 un verdadero todoterreno.

Descubre más
Ferrari_F430_Gearbox
Ferrari_F430_Gearbox

En el extremo opuesto, el Launch Control del F430 (no disponible en Norteamérica) proporciona las máximas prestaciones partiendo desde parado, siempre que se den las condiciones de asfalto adecuadas (por ejemplo, en un circuito). Las levas del cambio van fijas en la columna de dirección, siguiendo la probada tradición de Ferrari (leva derecha para subir marchas y leva izquierda para bajarlas), pero la marcha atrás ahora se selecciona mediante un botón en la consola central para facilitar el uso, mientras que el tiempo de selección se acorta en un 50% en comparación con el 360 Modena.

Cigüeñal plano

Los motores de ocho cilindros con un ángulo de 90º entre cada bancada son una incorporación relativamente reciente a la historia de Ferrari.

Aparte del motor que llevaba el coche de Fórmula 1 ganador del Campeonato del Mundo en 1956, que Ferrari heredó de Lancia después de que ésta se retirara de la competición, y de uno montado en el sport prototipo 248 a principios de los años 60 del pasado siglo, fue en 1973 cuando se incorporó una mecánica con esta arquitectura específica a un Ferrari.

Los motores de cigüeñal plano se caracterizan por tener todas las muñequillas de dicho cigüeñal en un ángulo de 180º entre cada una y la siguiente, es decir, que están todas en el mismo plano.

Descubre más
Ferrari_F430_Crankshaft
Ferrari_F430_Crankshaft

En términos generales los motores V8 tienen un ángulo de 90 grados entre bancadas, con cada muñequilla situada a 90 grados de las adyacentes, es decir, se cruzan a 90º. De ahí el nombre de cruzado. La elección de un cigüeñal plano o cruzado depende de la clase de prestaciones que se requieran. Para obtener las máximas prestaciones del motor se debe usar el plano, pero para un funcionamiento más versátil es mejor el cruzado. Esta es la razón por la cual todos los motores V8 de Ferrari utilizan el cigüeñal plano (desde el 308 al 328, del 248 al 355, del 360 al 430, así como las series especiales GTO de altas prestaciones, desde el F40 al reciente California, el primero en usar un V8 delantero).

Las ventajas del cigüeñal plano sobre el cruzado se pueden resumir en las siguientes:

Un cigüeñal plano es más ligero que uno con muñequillas a 90º, o cigüeñal cruzado, y, al tener una masa rotativa más baja que éste último, proporciona una respuesta más inmediata y permite alcanzar un número mayor de revoluciones, algo especialmente útil cuando se buscan potencias más altas. Otra ventaja del cigüeñal plano es que permite un diseño más eficiente del colector de escape.

Diferencial Electrónico E-Diff

Una de las características técnicas que hacen diferente al F430 es su diferencial electrónico.

Esta solución ha sido utilizada durante años en los monoplazas de Fórmula 1, y ha sido rediseñada y redefinida continuamente para transferir grandes cantidades de par a la pista cuando se abordan curvas con fuerzas G muy elevadas. El E-Diff forma parte ahora del equipamiento de serie del F430, por lo que es la primera vez que un coche de producción va provisto de un sistema tan sofisticado para una adherencia máxima. En el circuito el E-Diff garantiza el máximo agarre a la salida de las curvas eliminando el deslizamiento de las ruedas.

Descubre más
Ferrari_F430_E-Diff
Ferrari_F430_E-Diff

En la carretera es un adelanto tecnológico formidable que mejora el agarre. Este sistema está disponible tanto con la versión F1 del cambio con levas como en el modelo con caja manual, y consiste en tres subsistemas principales:

- un sistema hidráulico a alta presión, compartido con la caja de cambios F1 (si la lleva);

- un sistema de gestión que consiste en una válvula, sensores y una unidad de control electrónica;

- una unidad mecánica alojada en el lado izquierdo de la caja de cambios.

El par se distribuye de forma continua entre las ruedas a través de dos juegos de discos de fricción (uno por cada palier), controlados por un actuador hidráulico. La cantidad de par que se transmite a las ruedas de tracción depende de las condiciones de conducción (ángulo del pedal de acelerador, ángulo de la dirección, aceleración lateral, velocidad de rotación individual de las ruedas) y aporta considerables ventajas en términos de prestaciones, estabilidad direccional, seguridad activa y sensaciones al volante. De nuevo, la competición de F1 fue un banco de pruebas vital que permitió a los ingenieros de Ferrari desarrollar un sistema altamente sofisticado, que cumple a la perfección las necesidades de un coche de carretera diseñado para alcanzar más de 315 km/h y generar considerables fuerzas G en las curvas.

El diferencial electrónico ayuda de forma activa a reducir en 3 segundos los tiempos por vuelta en Fiorano, en comparación con los del 360 Modena. Para el conductor, el E-Diff aumenta el agarre y el equilibrio en el comportamiento (con notables mejoras en aceleración), incrementando la adherencia al límite y también garantizando un tacto de conducción aún mejor.

Ferrari_F430_E-Diff

Incremento de la carga aerodinámica

El deflector situado sobre la parte posterior de la cubierta del motor trabaja conjuntamente con el nuevo difusor situado entre las ruedas traseras. Este último tiene unas aletas similares a las que utilizan los monoplazas de Ferrari, e incrementa la velocidad del flujo de aire que pasa por debajo del coche, lo que crea un área de depresión y un efecto suelo que aplasta al vehículo contra la carretera. Con este formato, los bajos de la carrocería ayudan activamente a aumentar la carga aerodinámica hasta un máximo de 150 kilos sobre el eje trasero. El desarrollo aerodinámico también tuvo influencia a la hora de extraer las máximas prestaciones del nuevo V8 de 4.3 litros. Las dos tomas para el motor están colocadas encima de las ruedas de tracción, en un área de flujo de alta presión, lo que garantiza que llegue un gran volumen de aire al colector de admisión.

Ferrari_F430_Flat_Underbody

Entra en los detalles

Medidas de calidad

Gráficos y datos sobre las prestaciones del F430 que ilustran claramente qué hace a un Ferrari diferente.

F430 engine’s torque and power diagram. A torque of 465 Nm at 5,250 rpm; 80% of the max, torque is available at 3,500 rpm. Maximum power of 490 bhp at 8,500 rpm.

Hairpin, Fiorano. The E-Diff distributes drive to the wheels in an adaptive manner and is fully integrated with the rest of the car’s electronics to ensure maximum stability and traction at all times. Result: -3 seconds a lap faster than the 360 Modena at Fiorano.

Ferrari_F430_Flat_Quality

En Detalle

Motor

El F430 está propulsado por un nuevo V8 a 90º, caracterizado por el tradicional diseño de cigüeñal plano (180º entre muñequillas). Se trata de una unidad completamente nueva, que no comparte ningún componente con el motor del 360 Modena. Las mejoras en términos de prestaciones, peso y reducción general de las dimensiones son el resultado de aplicar la amplia experiencia de Ferrari en Fórmula 1 a sus coches de calle. A pesar del aumento de cilindrada del motor en un 20% (de 3.586 cc a 4.308 cc), el peso sólo se ha incrementado en 4 kilos, mientras que las prestaciones mejoran considerablemente en todos los parámetros. El par es un 25% mayor (465 Nm a 5.250 rpm, con un 80% de esa cifra disponible ya a 3.500 rpm) y la potencia sube un 23% (490 CV a 8.500 rpm).

Descubre más
Ferrari_F430_Engine
Ferrari_F430_Engine

El motor es extremadamente compacto, con un espacio entre los cilindros de sólo 104 milímetros. Del mismo modo, los ingenieros de Ferrari han integrado el cárter y los cojinetes de bancada en una sola pieza que, junto con un doble plato de embrague y volante motor de pequeño diámetro, han reducido la altura del propulsor entre la parte baja del cárter y el cigüeñal a nada más que 130 mm (en el motor del 360 Modena era de 145 mm).

En línea con los últimos desarrollos de motores de potencia específica alta, lleva una nueva culata de 4 válvulas por cilindro, y los conductos de admisión y el diámetro de dichas válvulas están derivados directamente de los diseños utilizados en los motores de F1. El apoyo de Gestione Sportiva, la división de competición de la compañía, fue esencial a la hora de definir las características de rendimiento.

El doble árbol de levas en cabeza por cada bancada de cilindros varía constantemente los tiempos de apertura tanto de las válvulas de admisión como de las de escape, que son accionadas mediante unos empujadores hidráulicos.

La actuación del tiempo de apertura variable de válvulas se realiza mediante un sistema hidráulico a alta presión (20 bares), para el que se utiliza una bomba suplementaria, un acumulador externo y un circuito que trabaja  en paralelo con el de aceite para los empujadores hidráulicos. Esto garantiza que un ciclo completo se realice en 0,1 segundos.

Ferrari ha sustituido el sistema de distribución por correa dentada por uno de cadena, con lo que se reduce la longitud total del motor. Cigüeñal, bielas y pistones son también completamente nuevos. El sistema de lubricación por cárter seco se compone de una serie de bombas externas (para reducir la altura total del cárter) y un circuito que ha sido optimizado eliminando el radiador de aceite e incorporando un intercambiador de calor agua/aceite, montado dentro de la “V” del motor. Tres bombas de barrido garantizan que el exceso de aceite se quite de la parte baja del bloque en cualquier condición de conducción, creando un fuerte vacío alrededor del cigüeñal y reduciendo así las pérdidas de potencia por fricción.

Ferrari_F430_Engine
Ferrari_F430_Engine

El colector de admisión se caracteriza por unos tramos rectos dirigidos a las dos hileras de cilindros que, a su vez, tienen unas trompetas individuales dirigidas a la parte superior del tramo que va a cada cilindro, para asegurar el flujo de aire óptimo en las culatas.

Un tambor rotativo, accionado de forma neumática por la unidad de control del motor, compensa las variaciones de volumen efectivo en el interior de las dos tomas principales, para optimizar las características de resonancia de la admisión y, de esta manera, conseguir la máxima curva de par en toda la gama de revoluciones. Los objetivos de rendimiento establecidos se consiguen también gracias a unos conductos de admisión y escape libres, para optimizar la eficiencia del flujo del gas y la alta relación de compresión (11,3:1).

El cuidado que se ha puesto en optimizar la dinámica de los fluidos internos y la eficiencia en la combustión garantiza una alta potencia específica, a la vez que se cumple con las últimas normativas Euro 4 y LEV2 sobre emisiones. La gestión del motor se hace a través de dos unidades de control electrónico Bosch Motronic ME7, con dos aceleradores motorizados, bobinas simples y control de picado activo en toda la gama de revoluciones.

Especificaciones Técnicas

Motor V8

Tipo 90° V8
Diámetro interior y carrera 92 mm x 81 mm
Cilindrada unitaria 538,5 cm3
Cilindrada total 4308 cm3
Relación de compresión 11, 3:1
Potencia máxima 360,3 kW (490 PS) a 8,500 rev./min
Potencia específica 465 Nm (47,4 PS) a 5250 rev./min
Par máximo 114 CV/L
Relación peso en seco/potencia 2,8 Kg/CV
Largo 4512 mm
Ancho 1923 mm
Alto 1214 mm
Distancia entre ejes 2600 mm
Vía delantera 1669 mm
Vía trasera 1616 mm
Voladizo delantero 1100 mm
Voladizo trasero 812 mm
Peso seco 1350 kg*
Peso en orden de marcha 1450 kg*
Capacidad del maletero 250 L
C. depósito combustible 95 litors
Reparto de pesos 43%/57% delante/detrás
Controles elctrónicos Diferencial electrónico (E-DIFF)
Controles elctrónicos Control de Tracción y Estabilidad (CST)
Velocidad máxima Más de 196 mph
0-100 km/h (0-62 mph) 4,00 s
Handgetrieb 0 - 400 m 12,00 s
0 - 1000 m 21,65 s
F1-Getriebe: 0-400 11,95 s
0-1000 21,60 s
Trasmiciones y cambio Manual F1
Delantero 225/35 ZR 19"
Trasero 225/35 ZR 19"
Combinado 15.2 l/100 km
Combinadas 345 g/km
* Versión para el mercado europeo
** Nota: las especificaciones técnicas de los modelos, la potencia del motor se expresa en kW, de acuerdo con (Sistema Internacional de Unidades, SI) y en CV por razones de homogeneidad. La potencia en caballos (hp) se calcula así: 1 kW=1,34 hp

F430, una nueva generación de coches

El F430 marca la llegada de una nueva generación de modelos Ferrari de 8 cilindros. Este nuevo vehículo lleva los extraordinarios logros conseguidos por Ferrari con la tecnología del aluminio, que comenzaron con el 360 Modena, a un nivel superior, y ofrece una serie de innovaciones extremadamente importantes, derivadas directamente de los monoplazas Ferrari de Fórmula 1. Dos de estas innovaciones son primicias mundiales en coches de producción: el diferencial electrónico (E-Diff) y un conmutador en el volante (más conocido por los pilotos de Fórmula 1 de la Scuderia como “manettino”), que gestiona los sistemas integrados que actúan sobre la dinámica del vehículo.

Descubre más
Ferrari_F430_three-quaters-view
Ferrari_F430_engine

Las otras características principales del nuevo F430 son, por un lado, su ligero y compacto motor V8 a 90º, que tiene 4.300 cc, 490 caballos y una potencia específica de 114 CV/l. Además, proporciona a la nueva berlinetta de Ferrari una relación peso/potencia de 2,8 kg/CV (peso en vacío). Por otro, el sistema de frenos con discos carbonocerámicos para una eficiencia óptima en condiciones de uso extremo. También destaca la caja de cambios derivada de la Fórmula 1, que acorta los tiempos de paso de una a otra marcha hasta los 150 milisegundos, lo que permite al conductor sacar el máximo partido a las excepcionales prestaciones del coche (de 0 a 100 km/h en 4 segundos justos y una velocidad máxima superior a los 315 km/h). Y, por último, un diseño aerodinámico que emplea la ultimísima tecnología de competición, especialmente el fondo plano de la carrocería y el gran difusor trasero para incrementar la carga aerodinámica. El coche se presentó oficialmente en el Salón del Automóvil de París, en septiembre de 2004.