Historia de Ferrari

Un vistazo a
los comienzos

La historia de la compañía comienza oficialmente en 1947, cuando salió el primer Ferrari por la histórica entrada de la factoría, situada en la Via Abetone Inferiore de Maranello. Conocido como 125 S, encarnaba la pasión y determinación del fundador de la empresa.

Enzo Ferrari nació en Módena el 18 de febrero de 1898 y murió el 14 de agosto de 1988. Dedicó toda su vida al diseño y construcción de vehículos deportivos y, por supuesto, para la competición. Después de haber sido nombrado piloto oficial de Alfa Romeo en 1924, a los cinco años se marchó para fundar la Scuderia Ferrari en Viale Trento Trieste, Módena, con la que da asistencia principalmente a gentlemen drivers para hacer correr sus coches.

En 1938 Enzo Ferrari fue nombrado responsable de Alfa Corse, pero abandonó el puesto en 1939 para establecer su propia compañía, Auto Avio Costruzioni, que funcionaba fuera de los viejos edificios de la Scuderia.

Descubre más

La nueva empresa produjo el 815 Spider con motor 8 cilindros de 1.500 cc, del cual dos unidades fueron construidas para las Mille Miglia de 1940.

Sin embargo, todas las actividades de competición quedaron en punto muerto debido al parón que supuso la II Guerra Mundial y, a finales de 1943, Auto Avio Costruzioni se trasladó de Módena a Maranello. Al final de la guerra Ferrari diseñó y fabricó el 125 S con motor 12 cilindros de 1.500 cc, que realizó su competitivo debut en manos de Franco Cortese en el Circuito de Piacenza, el 11 de mayo de 1947.

El día 25 del mismo mes ganó el Gran Premio de Roma, en el Circuito de las Termas de Caracalla de la ciudad. Desde ese día Ferrari ha logrado más de 5.000 victorias en las pistas y carreteras de todo el mundo, lo que la ha convertido hoy en una auténtica leyenda. En 1969, para hacer frente a la creciente demanda del mercado, Enzo Ferrari cedió el 50% de sus acciones al Grupo Fiat, porcentaje que ascendió al 90% en 1988.


En 1991, Luca di Montezemolo fue nombrado presidente, cargo que desempeñó hasta 2014, año en el que Sergio Marchionne se incorporó a la directiva de la Ferrari. Actualmente, Marchionne es el Consejero Delegado de la empresa y, bajo su dirección, Ferrari ha cotizado, primero, en la Bolsa de Nueva York (octubre de 2015), después (enero de 2016), en la Bolsa de Milán, y ahora es una empresa independiente.

A día de hoy, los éxitos deportivos más significativos de Ferrari son: 15 Campeonatos del Mundo de Pilotos F1, 16 Campeonatos del Mundo de Constructores F1, 14 Campeonatos del Mundo de Marcas Sport, 9 victorias en la 24 Horas de Le Mans, 8 en la Mille Miglia, 7 en la Targa Florio y 226 en los Grandes Premios F1.


El símbolo legendario utilizado por Ferrari tiene unos orígenes heroicos. Fue adoptado primero como emblema personal por un condecorado piloto italiano de la I Guerra Mundial, Francesco Baracca, quien lo llevaba pintado en el fuselaje de su avión.

Al final de la guerra los padres de Baracca dieron permiso a Enzo Ferrari para usar el símbolo del Cavallino Rampante. Él lo adoptó como logotipo para su Scuderia de competición, colocándolo sobre un escudo amarillo en honor a su ciudad natal, Módena, y coronándolo con la bandera tricolor italiana.

Sin embargo, el clásico rojo Ferrari fue simplemente el color asignado por la Federación Internacional del Automóvil para los coches italianos de gran premio, en los primeros años del último siglo.

“Mis motores
tienen alma

Enzo Ferrari nació en Módena el 18 de febrero de 1898 y murió el 14 de agosto de 1988. Dedicó toda su vida al diseño y construcción de vehículos deportivos y, por supuesto, para la competición.

Ferrari ha logrado más de 5.000 victorias en las pistas y carreteras de todo el mundo, lo que la ha convertido hoy en una auténtica leyenda. Para poder atender la creciente demanda del mercado, Enzo Ferrari vendió al Grupo Fiat un 50% de las acciones de la compañía en 1969, un porcentaje que se incrementó hasta el 90% en 1988.

Descubre más sobre la legendaria vida de nuestro fundador.