Producción de coches GT

Ambiente de trabajo:
bienestar y seguridad

La ciudadela Ferrari ha sido completamente rediseñada y renovada como parte de un proyecto que empezó en los 90, con el objetivo de crear un complejo dinámico desarrollado en armonía con las necesidades de los empleados de la compañía. Este es un proyecto que sigue en marcha y abarca todo, desde el diseño de los edificios a las vías para el tránsito, tanto de personas como de componentes, pasando por la funcionalidad de las diversas actividades llevadas a cabo y, lo más importante, el bienestar de la gente que hace el trabajo.

Algunos de los mejores arquitectos del mundo han estado implicados en las diferentes etapas del desarrollo del campus, que empezó con el diseño del Túnel de Viento de Renzo Piano, donde se simulan las condiciones reales de la carretera y el circuito para poner a punto nuestros coches de calle y de pista. El nuevo edificio de Logística, diseñado por Luigi Sturchio, es el nervio central de todas las operaciones de transporte y entrega relacionadas directamente con las actividades de la Scuderia Ferrari. Por su parte, Marco Visconti es el responsable de la reluciente nueva área de Mecanizado Mecánico (nueva área de Mecanizado de Motores), donde se hacen nuestros componentes para los propulsores de 8 y 12 cilindros. Se trata de un entorno en el que la maquinaria más vanguardista se entremezcla con zonas verdes, no sólo para crear un lugar de trabajo más atractivo, sino también para regular su microclima.

Descubre más

Visconti también diseñó la nueva área de Tecnologías de Pintura, que combina unos altísimos estándares de calidad con unas no menos elevadas condiciones de protección en el trabajo y medioambiental. Igualmente, hizo el Restaurante de la Compañía, un luminoso, acogedor y relajante espacio, diseñado para promover la interacción entre los empleados durante el tiempo de inactividad. La obra de Massimiliano Fuksas, el Centro de Desarrollo de Producto, es donde nuestros ingenieros y técnicos investigan y desarrollan cada componente utilizado en nuestros coches. Repartido en cuatro niveles interconectados por una atractiva red de pasarelas y escaleras transparentes, este luminoso y espacioso edificio es un claro ejemplo de arquitectura bioclimática en acción. Por último, pero no menos importante, está la nueva Línea de Ensamblaje, nacida del lápiz de Jean Nouvel, donde se combinan la excelencia tecnológica y el meticuloso trabajo artesanal, y es donde se ensamblan nuestros coches de 8 y 12 cilindros, en un espacio transparente, lleno de luz, y también enriquecido por zonas verdes. Más de 150

gtcar_production_2

racing department

La casa de la
Scuderia Ferrari

Después del Túnel de Viento, del departamento de Mecanizado, del nuevo edificio de Logística, del Centro de Desarrollo de Producto, de la nueva Nave de Pintura y del Restaurante de la Compañía, así como de los nuevos edificios de Ensamblaje de Coches y Motores, la siguiente edificación que debe responder a estos criterios de Formula Uomo es la nueva casa de la Scuderia Ferrari.

Para este proyecto, obra del arquitecto francés Jean-Michel Willmotte, Ferrari quiso elevar aún más el listón.

Descubre más

El motivo es cumplir con los nuevos estándares europeos, que no entrarán en vigor hasta 2021, cuando todas las nuevas construcciones de edificios privados deben ser nZEB (net Zero Emission Building), lo que significa que a lo largo de un año natural tendrán que presentar unos datos algebraicos que den cero, en lo que se refiere al flujo de energía tanto de entrada como de salida.

En la planificación de la nueva casa para la Scuderia, Ferrari se ha inspirado mucho en el deseo de adoptar la filosofía nZEB antes de tiempo, con un trabajo que, en parte por su tamaño, es un reto muy especial a día de hoy.

Para lograr ese objetivo de energía implica, en primer lugar, hay planificar una cuidadosa mezcla de estrategias tecnológicas orientadas a reducir y optimizar las necesidades energéticas, haciendo el máximo uso de la luz natural, mejorando el aislamiento térmico de todas las paredes y logrando la alta eficiencia del aire acondicionado, combinando sofisticados sistemas de control de temperatura y ventilación en cada estancia, para conseguir así los más altos niveles de calidad y confort en las áreas internas.

La segunda característica que va a calificar la construcción como nZEB es el uso mayoritario de tecnologías para producción de energías renovables, como la fotovoltaica y la solar.


Con su nueva sede central para la Scuderia, Ferrari entra así en el campo de la experimentación energética al más alto nivel, donde hoy hay excelentes instalaciones de investigación y desarrollo por todo el mundo, como las de la NASA, con su edificio de Cabo Cañaveral, las del DOE (Department of Energy of the United States) y las del alemán EnOB (Forschung fur Energieoptimiertes Bauen.)

Este es un campo en el que Ferrari desea estar implicado, creando un edificio que no se limita simplemente a un ejercicio de pura ingeniería energética, incluso si esto es aplicado a una construcción tan grande, sino que al mismo tiempo es arquitectónicamente armonioso y funcional, perfectamente en línea con los principios que rigen el desarrollo continuo del Campus Ferrari, respetando el área local y a la gente que cada día contribuye a renovar la leyenda del Cavallino Rampante.

Pistas

La pista de Fiorano 

La pista de Fiorano fue construida cerca de la fábrica en 1972. La pista original, que todavía se puede utilizar, tenía 2.948,5 metros de longitud. En 1996 se añadió una nueva curva, para hacerla más rápida y adecuada a los modernos monoplazas. Esta nueva curva aumentó la longitud de la pista en 27,91 metros, para dejarla en un total de 2.976,41. Equipado ya con circuito cerrado de TV, cronometraje e instalaciones para telemetría, al circuito se le dotó también de un nuevo sistema de riego en 2001-2002. El sistema es único en el mundo y puede mojar toda la pista en sólo unos minutos, así como recuperar también la mayoría del agua utilizada en el asfalto.

Dicho asfalto ha sido reemplazado recientemente con el Cariphalite Grand Prix Bitumen de Shell, que garantiza el máximo agarre y un excelente drenaje. Las nuevas instalaciones incluyen un gimnasio, que también es el primer edificio Ferrari de cero emisiones y es utilizado por el equipo de F1, una zona con 80 asientos y un box cubierto que garantiza las condiciones de trabajo óptimas a lo largo de todo el año. La pista también se utiliza para el desarrollo y pruebas de los modelos GT de Ferrari. En 2002 se añadió un edificio de aspecto futurista para albergar las oficinas logísticas y los almacenes. Es aquí desde donde los coches de Fórmula 1, los recambios y los camiones especialmente preparados para tal fin se gestionan y envían a cualquier lugar del mundo. También hay una sala especial de convenciones, para reuniones y otro tipo de eventos.


El Circuito
de Mugello 

En 1988 Ferrari adquirió el Circuito Internacional de Mugello, cerca de Florencia, y renovó sus edificios, la pista y otras instalaciones de pruebas y competición. El resultado es que Mugello es uno de los mejores circuitos del mundo, donde regularmente se celebran carreras de coches y motos al máximo nivel. Además, es el favorito de muchos constructores para sus pruebas de desarrollo. El circuito tiene 5.245 metros de longitud. En 2011 ganó el trofeo al “Mejor Gran Premio”, la máxima distinción mundial otorgada en el deporte del motor por los organizadores de Moto GP.

En 2011 se llevaron a cabo importantes obras de mejora: se puso una nueva superficie de asfalto a lo largo de toda la pista, usando técnicas innovadoras, y se construyó una nueva cubierta para la tribuna principal, coronada por 3.000 paneles fotovoltaicos. Como resultado de estas inversiones, se ha juzgado que este circuito es el mejor de los que acogen los grandes premios del Campeonato del Mundo.