Sostenibilidad

Los esfuerzos de Ferrari en relación a la sostenibilidad han llegado a buen término en el programa de reducción de emisiones contaminantes, a través de la mejora de la eficiencia en los propios coches y en los procesos de producción, así como por medio del proyecto Fórmula Uomo, lanzado a principios de los noventa por el presidente Luca di Montezemolo.

Esto implica ver a las personas como la piedra angular de las actividades de la compañía. El concepto de sostenibilidad medioambiental, la responsabilidad hacia la comunidad donde se ubican las instalaciones de Maranello y hacia sus propios trabajadores, está indisolublemente ligado a la calidad y seguridad del ambiente de trabajo, una fórmula única que no existe en ningún otro sitio del mundo.

Uniqueness - Sustainability
Uniqueness - Sustainability

Eficiencia energética integraly

Ferrari ha invertido importantes cantidades en el área estratégica del medio ambiente desde 2001, año en el que la compañía obtuvo el certificado ISO 14001, reconfirmado en 2010. En 2007 recibió la Integrated Environmental Authorisation (Autorización Medioambiental Integrada) y, en 2008, comenzó la producción propia de energía con los primeros paneles solares instalados sobre el edificio de Mecanizado. Desde 2009 está en funcionamiento la mayor planta de producción de energía en Italia, que genera electricidad, así como agua fría y caliente, utilizando gas natural. Una segunda instalación de paneles solares se añadió en 2011, sobre las oficinas del Túnel de Viento. Con la vinculación de todos sus edificios, Ferrari es ahora completamente independiente en términos de producción de energía, con lo que consigue una reducción en las emisiones de CO2 del 42,1% y de un 66% en partículas suspendidas (PM.) Ferrari ha llegado así a los objetivos de Kioto mucho antes de lo previsto y duplicando la cifra que se requiere en Europa. El proyecto energético forma parte del proyecto Fórmula Uomo, que pretende poner a los empleados, con sus necesidades y capacidades, en el núcleo de las actividades de la empresa.
En cuanto a los coches, Ferrari se fijó en 2007 la meta de lograr una reducción del 40% en el consumo y las emisiones de la gama para finales de 2012, a través de la aplicación de un plan de trabajo que tuvo como objetivo una mejora de la eficiencia energética (aumentando la energía producida) y del vehículo en su conjunto (reduciendo sus necesidades de energía.) Una vez alcanzados dichos objetivos en condiciones de uso real en los vehículos, los ingenieros de Maranello no han parado de investigar en estas áreas, y el resultado ha sido la llegada del primer Ferrari que usa tecnología híbrida en los primeros meses de 2013.
Se ha montado un nuevo horno de gas para la producción de los principales componentes del motor (culatas, camisas, cigüeñal, cárter) a través de la fusión de aluminio. Además de asegurar una mayor calidad de fabricación, el horno consume un 70% menos de energía, al mismo tiempo que aumenta la capacidad de fundición hasta 1.500 kg por hora.
Por otra parte, gracias a la automatización de los procedimientos de carga y descarga, la nueva instalación ha aumentado significativamente los niveles de seguridad para los trabajadores, que ya no está expuestos a la línea de fuego.

Ambiente de trabajo: bienestar y seguridad

La calidad de los coches no se puede disociar de la calidad de vida de quienes trabajan en Ferrari. Buena iluminación, aire acondicionado, un bajo impacto ambiental, seguridad, control de ruidos, áreas verdes y de descanso, junto con las más avanzadas tecnologías, son las características más destacadas de una organización basada en los principios de la Fórmula Uomo. El proyecto se estableció para permitir a todos los empleados expresar de la mejor manera su talento, creatividad y pasión.
Durante los últimos años, se han hecho inversiones significativas para incrementar las áreas verdes. Éstas se pueden encontrar tanto en el interior como en el exterior de los diversos edificios de la factoría, y en la actualidad cubren una superficie de 165.000 metros cuadrados. Aloe candelabro, budelias azules y clavelinas silvestres son sólo algunos de los cientos de especies de plantas que uno puede contemplar paseando por los jardines de Maranello. Sentado en un banco rodeado de vegetación durante una pausa, mirando por la ventana guiado por el sonido de un motor e incluso en la línea de producción, es inevitable que nuestros ojos se dirijan hacia un arbusto en flor, hacia algunos helechos o miren a un árbol de hoja perenne. La línea de ensamblaje de motores cuenta con amapolas anarajandas, mientras que el departamento de mecanizado tiene lirios tropicales, joyas de extraña belleza que florecen dentro de los edificios. Y eso no es todo, con 25.000 parterres, jardines y diversos tipos de árboles, las instalaciones de Ferrari son un innovador centro de trabajo donde la gente se siente bien y la calidad del ambiente laboral siempre va por delante.
También ha habido enormes inversiones para seguridad en el trabajo, a través de las estructuras actuales y una formación específica, que ha conseguido resultados notables en todas las secciones de la empresa. Particularmente efectivo ha sido el programa para resaltar los llamados conatos de accidente, es decir, circunstancias que podrían haber provocado accidentes de no ser por la intervención eficaz de los empleados. Y todavía siguiendo con la seguridad, hay desfibriladores en cada edificio.

Uniqueness - Sustainability