18

mayo 2013

Ferrari Tribute to Mille Miglia 2013

Las 1.000 Miglia han terminado donde empezaron, en Brescia. Antes, los coches tuvieron que concluir algunas etapas importantes, como la que pasaba por Florencia, donde los asombrados turistas dieron la bienvenida a los Ferrari en la Piazza della Signoria. Turistas de todo el mundo hicieron fotos a los vehículos de Maranello, olvidándose de los museos y otros lugares de interés. Después de Florencia los coches del Cavallino Rampante continuaron su camino hacia la sección más importante de la prueba, la que incluye los pasos de la Futa y de Raticosa. Los F40, F599 GTB Fiorano, 458 Italia y el resto entusiasmaron a los espectadores situados junto a la carretera.

Gracias a ese caluroso recibimiento, similar al que se reserva normalmente a la carrera ciclista del Giro de Italia, los participantes se entregaron por completo. Pero la prueba continuaba sin descanso, seguida de uno de los momentos más significativos, cuando los coches pasaron por la fábrica de Ferrari en el corazón de Maranello. Uno tras otro los vehículos cruzaron las supermodernas instalaciones para llegar al circuito de Fiorano, donde dieron algunas vueltas y proporcionaron un magnífico espectáculo.

Ferrari tribute to Mille Miglia 2013

Fue una experiencia única ver a los superdeportivos del Cavallino Rampante, clásicos y actuales, en la misma pista donde los nuevos modelos Ferrari y los monoplazas de Fórmula 1, conducidos por Alonso y Massa, realizan sus pruebas habitualmente. Pero Ferrari no es sólo emoción, pasión y tradición, sino también solidaridad, algo que se pudo ver cuando se recaudaron los 1,8 millones de euros para las familias afectadas por el terremoto del pasado año en Emilia-Romagna. La mayor parte del dinero, exactamente 1,4 millones, provenían de la subasta de un espléndido 599 XX Evo, comprado por el generoso californiano Benjamin Sloss. Quizá por esto, y también por la pasión de los habitantes de Mirandola, el paso de los Ferrari por esta ciudad, donde las consecuencias del terremoto aún son visibles, fue especialmente emotivo. Adultos, jóvenes y niños recibieron a los coches de Maranello de una manera especial.

La parada en Mirandola concluyó con una ceremonia en la que se puso la bandera del Cavallino Rampante enfrente de la todavía dañada iglesia. Al final, el Homenaje Ferrari a las 1.000 Miglia llegó a Brescia, a última hora de la tarde, y allí los espectadores estaban ya aguardando para la gran final: un equipo de Brescia, con Giovanni Luca y Alessandro Mingotti Giovanni, a bordo de un Ferrari 458 Italia, fue el primero en alcanzar la meta, pasando frente a una entusiasmada multitud.

Ferrari tribute to Mille Miglia 2013

Ubicación
Piazza Loggia, Brescia, Lombardia, Italy

Detalles

Las 1.000 Miglia finalizaron donde empezaron: en Brescia. Antes de llegar a esta ciudad de Lombardia los equipos tuvieron que afrontar etapas importantes, como la que pasaba por Florencia, donde numerosos turistas daban la bienvenida con entusiasmo a los Ferrari en la Piazza della Signoria.