Cuatro leyendas del tenis visitan Maranello

Cuatro leyendas del tenis visitan Maranello

Compañía

McEnroe, Leconte, Bruguera y Wilander también disfrutan de una vuelta en el California T

Maranello, 24 de noviembre – Sergi Bruguera, Henri Leconte, Mats Wilander y John McEnroe fueron las estrellas indiscutibles de “La Grande Sfida”, el torneo de exhibición celebrado en Módena el pasado fin de semana. Y durante su estancia en Emilia sus caminos se cruzaron, no una, sino dos veces, con Ferrari. La primera ocasión fue en la conferencia de prensa previa al evento, que tuvo lugar el viernes en el Museo Enzo Ferrari (MEF) de Módena.

El grand tour. La segunda llegó el domingo, cuando los cuatro grandes jugadores realizaron una visita especial a Maranello, donde fueron recibidos por las leyendas italianas del tenis Lea Pericoli y Nicola Pietrangeli. El grupo recorrió la fábrica y echaron un vistazo de cerca de los coches en las líneas de ensamblaje de los 8 y 12 cilindros. No hay que decir que todo el mundo quería una foto de recuerdo con el último modelo, el F12tdf. Después, la visita continuó por el departamento Classiche, donde las estrellas del tenis dedicaron una especial atención a un F40. John McEnroe quería saber todos los detalles sobre el modelo, incluyendo el precio que tenía en el momento de ser lanzado al mercado en 1987, mientras que Sergi Bruguera les contaba al grupo que él tuvo la oportunidad de conducir este exclusivo vehículo: “Era absolutamente increíble; el coche más rápido que he conducido jamás. ¡El F40 proporcionaba realmente unas sensaciones fantásticas!” Y hablando de tradición, John McEnroe subrayó lo importante que son la pasión y el corazón en el deporte, añadiendo con humor que “si el piloto no es muy bueno, probablemente es mejor que tampoco tenga pasión”.

 


Pasión. Mats Wilander también explicó su gran admiración por todo lo que Ferrari representa, mientras que Henri Leconte demostró ser el mayor fan de todos ellos: “He adorado Ferrari desde que era un niño. Siempre soñé con visitar Maranello y me siento contentísimo de estar aquí. Puedes ir a cualquier fábrica en cualquier sitio, pero no hay nada como Ferrari”. Leconte dio luego su propia visión de la marca: “Ferrari reúne dos cosas extraordinarias que también comparte con el tenis: evolución y tradición. Esto también ocurre en el tenis, donde hay una gran evolución en materiales pero, a la vez, existen torneos como Wimbledon que son absolutamente tradicionales, en los que la rigurosidad es enorme. Por ejemplo, a los jugadores sólo se les permite vestir de blanco, porque tienen una historia que debes conocer. Hay etapas esenciales que tienes que pasar. Ferrari representa la perfecta unión de esos dos elementos: la tradición, en la que es una de las marcas más importantes y conocidas del mundo, y la continua innovación, que se resume en sus coches”.

El California T. Los cuatro jugadores visitantes también dieron una vuelta por Maranello y sus alrededores en cuatro unidades del California T conducidas por probadores de Ferrari. Desgraciadamente, el mal tiempo impidió que pudieran ver en acción el RHT, pero el coche demostró su extraordinaria versatilidad y la capacidad de ofrecer una conducción sublime en condiciones de carretera difíciles con el techo cerrado.