Dama de azul

Dama de azul

GT & Sport Cars

El departamento Classiche restaura un magnífico 250 GTO

Maranello, 28 de noviembre 2014
Una de las grandes estrellas de los circuitos en los años sesenta del pasado siglo fue un Ferrari 250 GTO, un coche que acaba de salir de una restauración de dos años realizada en el departamento Ferrari Classiche, y que está listo para ser devuelto a su propietario en América. Durante su estancia en Maranello el coche fue restaurado con el motor original y la configuración de carrocería con la que se le entregó al editor de Bolonia, Luciano Conti, en 1962. Éste último también fue quien lo condujo en su primera carrera, la Bolonia-Passo della Raticosa.

La era Volpi. En junio de 1962, sin embargo, el chasis nº 3445 se le vendió al conde Giovanni Volpi di Misurata, un piloto apasionado que compitió bajo los colores de la S.S.S. Repubblica di Venezia. Durante esta etapa de su historia el coche ganó el Trophée d’Auvergne con Carlo Maria Abate al volante.

 

Un cambio de color. En abril de 1963, el sueco Ulf Norinder compró el 250 GTO y, para cumplir con la reglamentación automovilística de aquellos momentos, cambió el rojo original por los colores azul y amarillo de Suecia. El señor Norinder lo llevó a la victoria en Vastkustloppet, en su país de origen. El vehículo también terminó segundo dos veces en la Targa Florio (con Bordeu y Scarlatti, en 1963, y con Norinder y Pico Troiberg, en 1964, en este último año con el número 112, que es el que sigue llevando hoy). Después cambió de manos varias veces, antes de ser enviado al departamento Classiche, en 2012 para ser restaurado con su esplendor original. El proceso se ha completado ahora y el 250 GTO vuelve a llevar de nuevo los colores de Suecia, para ser enviado a su propietario.