El 166 MM de Agnelli domina en Villa d’Este

El 166 MM de Agnelli domina en Villa d’Este

GT & Sport Cars

Las ventas de Ferrari suman un total de 18,5 millones de euros en la subasta de Villa Erba

Maranello, 26 mayo – Un Ferrari ha dominado el Concurso de Elegancia de Villa d’Este 2015. Se trata del 166 MM de 1950, un coche con una historia bastante inusual. Su primer propietario fue nada menos que Gianni Agnelli, que lo compró en julio de 1950 y lo vendió dos años más tarde al belga Viscount Gery d’Hendecourt. Este último, a su vez, lo pasó posteriormente al equipo Garage Francorchamps. Una vez cambiado su color al azul, esta escudería comenzó a competir con él. El héroe de Le Mans, Olivier Gendebien, se puso al volante y ganó con el 166 MM la Copa de Spa-Francorchamps y el Gran Premio de de Spa. En 1957 cambió de manos nuevamente, y en esta ocasión fue a parar a Armand y Jean Blaton. Conducido por “Beurlys” (Jean), ganó varias pruebas en Bélgica y Dinamarca.

 

En exhibición. Después, el coche fue propiedad durante muchos años del antiguo piloto belga de Fórmula 1 Jacques Swaters, que lo llevó por primera vez a exhibiciones de coches clásicos, así como a las reediciones de las Mille Miglia y de otras grandes carreras del pasado. En 1994 el 166 MM se mostró también en el MoMA de Nueva York y, más tarde, en la Nationalgallerie de Berlín, como un ejemplo de la excelencia en diseño de los coches italianos. En 2012 lo compró el inglés Clive Beecham, que devolvió la carrocería a su formato original para obtener la certificación del departamento Ferrari Classiche.

La subasta de Villa Erba. En la misma semana, Villa Erba también acogió la subasta de RM-Sotheby’s, donde el conjunto de los Ferrari alcanzó un total de 18,5 millones de euros en transacciones. El vehículo que consiguió el precio de venta superior fue un 212 Export Barchetta de 1952, ganador de varias carreras, primero en Sicilia y más tarde en Suiza, que se adjudicó por 6,72 millones de euros. Otras cifras astronómicas fueron las alcanzadas por un 250 GT/L Berlinetta Lusso de 1963 (2 millones de euros) y por un 250 GT Cabriolet Series II de 1960 (1,5 millones). También algunos modelos más nuevos del Cavallino Rampante recibieron excelentes ofertas, en especial un 288 GTO de 1985 que se acercó a los 2 millones de euros y un Enzo de 2002 que se vendió por 1,26 millones.