Ferrari protagonista en Villa Erba

Ferrari protagonista en Villa Erba

GT & Sport Cars

A subasta 17 coches del Cavallino Rampante, construidos desde 1950

Maranello, 18 de mayo – Ya está todo preparado para las subastas de RM Auctions y Sotheby’s en la impresionante Villa Erba, a orillas del Lago de Como. El evento tiene lugar en asociación con el Concurso de Elegancia Villa del Este, una fecha fija en el calendario de todos los coleccionistas y entusiastas de Ferrari.

Las grandes atracciones. Hay un total 40 coches en el catálogo para la subasta del 23 de mayo. Diecisiete son Ferrari y varios de ellos se espera que alcancen precios extremadamente altos. Uno de los vehículos más valiosos será, con seguridad, el 250 GT SWB Berlinetta Competizione de 1960. Vendido inicialmente a un cliente residente en Florencia, posteriormente pasó a manos de un propietario californiano y, después, a un japonés, antes de regresar a América. En manos del antiguo piloto de Fórmula 1 y fundador del equipo Arrows, Jackie Oliver, el coche ganó varias pruebas de regularidad. Por otro lado, para que el 250 GT SWB California Spider de 1961 cambie de manos, se espera una cifra de entre 11 y 13 millones. Éste modelo hace su regreso al Lago de Como, donde ya ganó el Concurso de Elegancia en 2013, después de ser restaurado a su forma original en el departamento Ferrari Classiche. Este vehículo de 1961 es uno de los 16 ejemplares construidos con los faros abiertos y, hasta hace sólo un par de meses, formó parte de la exposición California Dreaming, celebrada en el Museo Ferrari de Maranello.

 


Ganador en Pergusa. El Ferrari 212 Export Barchetta de 1952, que disfrutó de una excelente carrera deportiva, también se espera que alcance, al menos, los seis millones de euros. Comprado específicamente para competición por el siciliano Luigi Bordonaro di Chiaramonte, triunfó en la carrera de su debut, la Corsa al Monte Pellegrino de 1952, una subida en cuesta en la que venció otras dos veces más. En agosto del mismo año, Bordonaro ganó también el Circuito della Cravatta, en Pergusa, y al año siguiente logró la victoria en la Corsa dei Templi, cerca de Agrigento, así como en diferentes subidas, incluida la Coppa Nissena, que sigue siendo la primera prueba del Campeonato Italiano de Subidas en Cuesta. En 1955 el coche fue vendido al suizo Edouard Margairaz, quien ganó con el la Subida a Verbois. Después lo compró un californiano, que lo retiró de las carreras y lo guardó como coche de colección y exposición. De hecho, se llevó gran cantidad de premios en suelo americano. También se espera que alcancen un precio superior al millón de euros un 195 Inter Berlinetta de 1950, un 250 GT Cabriolet Serie II de 1960, un 250 GT/L Berlinetta “Lusso” de 1963, un 288 GTO de 1985 y un F50 de 1996.

Los otros. Entre las otras nueve estrellas de Ferrari que habrá en la subasta de Villa Erba el 23 de mayo están también un 365 GTB/4 Daytona Berlinetta, modelo que supuso una referencia para los diseñadores durante casi una década, así como un F40 de 1991 y un Enzo de 2002.