FXX K: la belleza del rendimiento

FXX K: la belleza del rendimiento

GT & Sport Cars

El diseño del último producto del programa XX, galardonado con el Red Dot al Mejor de los Mejores

Diseñado y construido específicamente para los circuitos, con una eficiencia aerodinámica espectacular y un motor excepcional. Incluso Sebastian Vettel exclamó un inolvidable “Mamma mia!” cuando saboreó por primera vez su potencia. Sin embargo, ironías del destino, acaba de ganar su primer premio, el prestigioso Red Dot Best of the Best Award (Mejor de los Mejores Red Dot) no por su rendimiento, si no por su diseño. Porque la forma es tan importante como la función, incluso en un coche tan brutal como éste.
Por supuesto, estamos hablando del FXX K, desvelado oficialmente en las últimas Finali Mondiali de Abu Dhabi y fruto de la simbiosis entre las divisiones de GT y de competición (GES) de Ferrari. Esta versión extrema, diseñada exclusivamente para su uso en circuitos, llega casi dos años después del lanzamiento del coche más potente jamás construido por la marca del Cavallino Rampante, LaFerrari.

Para Flavio Manzoni y su equipo del Centro de Estilo Ferrari, este producto les ha dado la oportunidad perfecta de dar rienda suelta al máximo poderío y potencial de su original diseño. Como siempre, la buena apariencia del coche es absolutamente funcional y cada pequeña línea ha sido dibujada para mejorar sus prestaciones. La apariencia llamativa del FXX K y sus meticulosos detalles son producto del trabajo conjunto con los especialistas en aerodinámica de Ferrari.

 


Todos los paneles de la carrocería han sido radicalmente modificados para generar una carga aerodinámica extra pero, por supuesto, sin perjudicar la estética del vehículo. Por ejemplo, los flaps están montados en la parte superior de las aletas verticales traseras, de forma que recuerdan la cola de los aviones de combate. Las aletas están integradas en la parte superior de los pasos de rueda traseros y refuerzan la dinámica forma de flecha del perfil lateral.
Los ojos también se van directamente a las tiras de LED horizontales que reemplazan a los faros clásicos, y ensanchan la vista delantera del vehículo. Las líneas del coche también se destacan gracias a la agresiva decoración de competición, una parte integral de su estilo.
Todo esto combinado con su baja altura, las vías anchas, amplias caídas y neumáticos tipo slick montados en llantas muy ligeras, enfatizan la vocación por los circuitos del FXX K.