Restaurado el 500 Mondial de Porfirio Rubirosa

Restaurado el 500 Mondial de Porfirio Rubirosa

GT & Sport Cars

Justo a tiempo para el Concurso de Elegancia de Pebble Beach

Maranello, 9 de junio – El Departamento Ferrari Classiche acaba de completar la restauración del Ferrari 500 Mondial Spider PF de 1954, que originariamente perteneció al gentleman driver dominicano Porfirio Rubirosa. Hombre de grandes mujeres, Rubirosa coqueteó con algunas de las damas más bellas del mundo, entre ellas Marilyn Monroe, Ava Gardner, Rita Hayworth, Veronica Lake, Kim Novak, Eva Peron y Zsa Zsa Gabor, quien posó con él en este coche. Rubirosa sólo pilotó el vehículo en una carrera internacional en Santa Barbara, en septiembre de 1954. El 500 Mondial llevaba el número 235 y terminó octavo de la general y segundo de su categoría. A finales de ese año se lo vendió al americano de Hollywood John Von Neumann. Uno de los fans del coche fue nada menos que James Dean, quien se paró para admirarlo antes de la carrera y quiso ponerse al volante.

Victorias. Los mejores años de competición del Ferrari 500 Mondial Spider PF de 1954 llegaron con Von Neumann, que ganó dos pruebas con él en Santa Barbara, en 1955 y 1956, y otra entre medias de ambas en Pomona. Von Neumann no siempre pilotó él mismo el coche, sino que también lo inscribió en algunas competiciones con otros pilotos al volante. Uno de ellos fue Richie Ginther, que venció en Glendale y Sacramento tres años antes de hacer su debut en F1 con la Scuderia Ferrari. Phil Hill, que ganó en dos ocasiones las 24 Horas de Le Mans y fue campeón del mundo de F1 en 1961 con la Scuderia Ferrari, corrió con este coche la carrera de Torrey Pines, en 1956, pero no pudo terminar a causa de un problema de motor. En 1957 el vehículo se vendió a Lew Yates, quien lo llevó a la victoria en una carrera celebrada en Hourglass Field, y luego lo retiró de la competición a finales de la temporada siguiente.

 


Segunda vida. Después de su retirada, el coche se convirtió en objeto de colección y cambió de manos en varias ocasiones. Su actual propietario, el californiano Tom Peck, lo envió al Departamento Ferrari Classiche para una completa restauración, que incluyó la instalación de una nueva versión de su motor original, para garantizar que cumplía con las especificaciones del momento de su construcción y, así, poder conseguir el Certificado de Autenticidad . Ahora, su último objetivo es ambicioso: competir en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach, en California, que se celebra en agosto. Este prestigioso certamen lo ganó en 2014 el Ferrari 375 MM Coupé que perteneció al director de cine Roberto Rossellini.