Simone Origone en el túnel de viento de Maranello

Simone Origone en el túnel de viento de Maranello

Compañía

El campeón del kilómetro lanzado perfecciona su postura antes de los Campeonatos del Mundo

Maranello, 20 de febrero – Sobre unos esquís puede alcanzar velocidades superiores a las de muchos coches: su récord es de 252,454 km/h. Estamos hablando del cinco veces campeón del mundo del kilómetro lanzado, Simone Origone. El esquiador visitó Maranello para afinar su equipamiento antes de tomar parte en los Campeonatos del Mundo, que se celebrarán en Andorra, en las pistas de Pas de la Casa.
En el túnel de viento. Origone ha trabajado con los ingenieros del túnel de viento: “Quiero agradecer esta oportunidad a Ferrari y a la Fisi (Federación Italiana de Deportes de Invierno). He podido llevar a cabo muchas pruebas aerodinámicas, que me han permitido afinar todo el kit que usaré en los Campeonatos del Mundo. Desgraciadamente, estos tendrán lugar en una pista sin demasiada pendiente, con unas velocidades máximas relativamente bajas (alrededor de 180 km/h), y el trabajo que hemos hecho en el túnel de viento ha sido con eso en mente”. Sin embargo, después de los campeonatos, el esquiador italiano volverá a trabajar para conseguir batir su propio récord del mundo de velocidad, que es su objetivo más importante.

 


Un fan. Dada su profesión, no es de extrañar que Origone no sea indiferente a la atracción por los coches deportivos rápidos. “Soy un gran aficionado a los coches, especialmente a los Ferrari. He podido conducir un Ferrari en diversas ocasiones. Se trata de un 458 Speciale de un amigo. Estuve en Alemania, en uno de esos tramos de carretera donde no hay límites de velocidad. Pisé el acelerador y alcancé los 250 km/h. En ese momento pensé que estaba yendo a la misma velocidad en el coche a la que suelo ir con los esquís. Entonces, por esa misma razón, me dije que en un Ferrari debería ir más rápido… ¡y me puse a más de 300 kilómetros por hora! Y todo ello sin infringir las leyes…”.
Amuleto de la buena suerte. Origone ha revelado que siempre ha sido un gran fan de Ferrari en la Fórmula 1: “¡En los días de Schumacher había muchas victorias que celebrar! Ahora, una vez más, hay un alemán en el equipo y pienso que todo está preparado para que comience un nuevo ciclo, incluso aunque haya que tener todavía paciencia en 2015”. Hay muchos ejemplos de que el nombre Ferrari tratará de llevarle a él a lo más alto del podio. “Para los Campeonatos del Mundo me han proporcionado cuatro nuevos pares de esquís, y les he puesto el nombre de cuatro Ferrari que son especiales para mí: el FXX K, un coche increíble que vi en las fotos de las Finales Mundiales de Abu Dhabi; el F1-2000, el monoplaza que puso fin a la sequía de títulos en Fórmula 1, con Schumacher; el 458 Speciale y el SF15-T”. ¡Mucha suerte Simone!