Un Ferrari que resurge de las cenizas

Un Ferrari que resurge de las cenizas

GT & Sport Cars

Vuelve a la carretera un 225E destruido por las llamas

Maranello, 15 de marzo de 2016 – Después de casi dos años de trabajo, ha finalizado la obra de restauración del 225E, con número de chasis 0178, que ahora vuelve a manos de su propietario. Para el departamento Ferrari Classiche ha sido todo un reto. El vehículo, que pertenece a un coleccionista argentino, llegó a Maranello hace dos años en pésimas condiciones tras haber quedado prácticamente destruido en un incendio.

 

Pasado de carreras. El vehículo salió de la fábrica el mes de mayo de 1952 para pasar a ser propiedad del Conde Antonio Sterzi. Con este gentleman driver debutó, junto con el copiloto Nino Rovelli, nada menos que en la carrera Mille Miglia. En el mes de junio, el 225E ganó la Coppa della Toscana con Bruno Sterzi, que también se impuso en la carrera de subida Bolzano-Mendola y en la Coppa InterEuropa de Monza, para la cual se retiraron los parachoques delanteros y traseros. Luego, el vehículo cambio de propietario un par de veces hasta quedar atrapado en un incendio que le causó graves daños. El motor se salvó casi por completo y durante los años ochenta se intentó restaurar la carrocería. De todas formas, el vehículo quedó inutilizable.

 

Nueva vida. El renacimiento definitivo del 225E se debe en gran parte a su nuevo propietario, quien decidió ponerse en manos de Ferrari Classiche para la reconstrucción de los interiores y la restauración completa del vehículo. Como se había perdido la documentación referente a las características de los interiores, el equipo de Maranello decidió examinar todos los Ferrari de ese tipo fabricados a principios de los años cincuenta para poder reconstruir de la manera más verosímil posible el equipamiento original. El motor también se ha reacondicionado por completo y hace unos días el 225E, pintado de blanco y azul, finalmente ha vuelto a dominar la carretera.